Este es un blog personal y sólo publica artículos de José Carvajal. © 2017, Agencia de Autor

20 de febrero de 2016

Dato dudoso de Andrés L. Mateo

Andrés L. Mateo
No quiero pensar que sea una referencia falsa, ni que Andrés L. Mateo se la haya inventado; aunque confieso que me he cansado de buscar el origen del dato que aparece al pie de la página 32 de “Treinta intelectuales dominicanos escriben a Pedro Henríquez Ureña”. Es una referencia que el investigador utiliza en el texto de presentación de ese libro publicado a finales de 2015 por la Academia Dominicana de la Historia y el Archivo General de la Nación.

Transcribo la nota de Andrés: «En numerosas ocasiones, en su libro "Hermano y maestro", publicado por el Fondo de Cultura Económica de México, en el año 1998, Max Henríquez Ureña hace referencia a este apostolado familiar de educar a sus hijos fuera del sistema educativo, atendiendo a los objetivos particulares de sus padres. Para los Henríquez Ureña toda la vida familiar era una escuela, aprovechada al máximo por la precocidad de Pedro y Max, y luego de Camila.»

Bien, todo parece correcto; y como se trata de un investigador y catedrático confiable como lo es Andrés (Premio Nacional de Literatura 2004, Premio Nacional de Ensayo 1994, miembro de Número de la Academia Dominicana de la Lengua) me puse a buscar dicho libro publicado según él por el FCE en 1998, pero el mismo no está en los catálogos del Fondo.


“Ni en papel ni en electrónico”, me respondió una fuente de los más altos niveles del FCE con la que me comuniqué desde Santo Domingo para pedirle que me ayudara a confirmar el dato, consultando primero un archivo  electrónico y luego el Cat
álogo Histórico que abarca desde la fecha de fundación de esa editorial estatal mexicana (1934) hasta el año 2000.
Páginas del Catálogo Histórico del FCE
En ese libro muy grueso que es el Catálogo Histórico del FCE, y del que tengo un ejemplar en mi biblioteca personal en Miami, solo figuran dos libros de Max Henríquez Ureña: “Breve historia del modernismo” y “De Rimbaud a Pasternak y Quasimodo: ensayos sobre literaturas contemporáneas”. De modo que, aunque no lo quiera, a partir de ahí el dato de Andrés comienza a parecerme dudoso.

Por supuesto, hablo de la referencia bibliográfica proporcionada por Andrés L. Mateo, no del texto “Hermano y maestro”. Otro investigador dominicano, Odalís Pérez, al parecer lo cita correctamente en su estudio “Pedro Henríquez Ureña. Historia cultural, historiografía y crítica literaria”.  La nota de Odalís dice: «Ureña, Max Henríquez. “Hermano y maestro. (Recuerdos de infancia y juventud)”, en Pedro Henríquez Ureña, Antología. Selección, prólogo y notas de Max Henríquez Ureña. Ciudad Trujillo, Librería Dominicana, 1950, pp. X-L.»

Lo cierto es que como me confirma otra fuente que prefiere mantenerse en el anonimato, todo indica que el texto apareció por primera vez en la antología que cita Odalís Pérez y luego fue ampliado por el propio Max para un número especial de la Revista Iberoamericana, en 1956. En realidad, el texto tiene solo 30 páginas y está firmado en La Habana, Cuba.

Las preguntas que surgen son las siguientes: ¿de dónde sacó Andrés L. Mateo el dato del supuesto libro publicado por el Fondo de Cultura Económica de México en 1998? ¿Se habrá confundido el investigador?

En la presentación que hice en julio de 2014 de “La manía de narrar”, recopilación de cuentos de Efraim Castillo, dije algo en el podio que ahora veo oportuno repetir: “El discurso crítico dominicano debe ser también objeto de estudio, para determinar cuánto ha contribuido la crítica al desarrollo de nuestra literatura”.

Concluyo esta entrega recordando que la precisión, y lo que en este oficio se conoce como el dato inequívoco, deben ser considerados como la dignidad de cualquier investigador. También soy consciente de que estar alerta a la calidad de información que recibimos de parte de nuestros académicos no es atacar personalmente a nadie. Aun así, créanme, abrigo la esperanza de ser yo el equivocado y no el admirado Andrés L. Mateo.
__________
Entrega anterior sobre el mismo tema:
PHU y descuidos de Andrés L. Mateo