Este es un blog personal y sólo publica artículos de José Carvajal. © 2017, Agencia de Autor

7 de febrero de 2012

Derrotismo en Ministerio de Cultura

El director general de la Editora Nacional Dominicana, León Félix Batista, sigue cometiendo torpezas desde su posición de funcionario del gobierno de turno. Una de las últimas ha sido la de adoptar un lenguaje derrotista en medio de campaña política.

“Pero pronto, tan pronto como el 16 de agosto, ellos, los que se contradicen entre sí (uno diciendo que gano demasiado dinero injustificadamente y otro diciendo que gano tan poco dinero que no quiere mi puesto), pronto, repito, alguno de ellos tendrá la oportunidad de acudir al llamado de la patria cultural para ayudar a levantarla”, escribió Félix Batista en respuesta a las críticas sobre su gestión en la Editora Nacional.

En ese mismo párrafo queda explícito que el funcionario reconoce un deterioro al interior del propio Ministerio de Cultura, cuando dice: “pronto, repito, alguno de ellos tendrá la oportunidad de acudir al llamado de la patria cultural para ayudar a levantarla”; pues si hay que ayudar a levantar la “patria cultural”, entonces la misma no está en buen estado.

Pero todavía hay más: con las posibilidades de que el partido oficialista pueda mantenerse en el poder, Félix Batista asume una derrota por partida doble ya que al parecer es consciente de que deberá abandonar su cargo (“tan pronto como el 16 de agosto”) aunque el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) gane las elecciones de mayo.

En otras palabras, o Danilo Medina es visto desde adentro como un candidato de oposición que traerá cambios sustanciales al mismo oficialismo, o los funcionarios del actual gobierno están seguros de que perderán las elecciones frente al Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Toda esa ambigüedad deriva de la torpeza de un funcionario cuyas acciones de los últimos días han demostrado que no cuenta con el apoyo, al menos públicamente, del Ministerio de Cultura. Un organismo conforme con la gestión de sus dirigentes, en este caso la de Félix Batista, habría respondido con elementos convincentes a las críticas y no hubiera dejado que se cuestionara de manera frontal y por tanto tiempo la gerencia cultural del país.

Lo que sí no me cabe la menor duda es que estamos frente a algo similar de lo que en Egipto se conoce como la “shilla”, y en Irán la “daura”, especie de cofradías o familias del poder, que nombran funcionarios por razones estratégicas, parentesco, conveniencia o amiguismo, y no sólo por la lealtad al partido, ni por la capacidad o experiencia en la administración pública.

Un régimen basado en cofradías legitima la corrupción y no deja a las sociedades avanzar hacia propósitos sanos y transparentes. Las últimas mediciones de ese flagelo social indican que a nivel mundial se mueven más de un milló
n de millones de dólares anuales solamente en sobornos relacionados con gobiernos corruptos que abren las puertas al crimen organizado, el narcotráfico y otros males como la presencia de sicarios nacionales y extranjeros que ahora preocupan al país.

Otro elemento que no debería obviar la campaña de Danilo Medina, partiendo de un análisis profundo del texto de Félix Batista, es que el candidato oficialista está marchando solo hacia el palacio y por lo tanto podría convertirse en víctima de una traición de alto calibre por no contar totalmente con el apoyo del gobierno; una posible estrategia que del PLD ganar las elecciones con la primera dama como vicepresidenta, facilitaría el camino para cualquier tipo de conspiración que dejaría todo en manos de la maquinaria actual.
_____

© 2012, José Carvajal
(Autorizada la reproducción, sin olvidar firma de autor, sin alterar contenido ni formato)

Otros artículos relacionados
Laboratorios de escritores dominicanos /
Editora Nacional y supervivencia cultural /
Los números de la Editora Nacional /
Ley de la ilusión en Ministerio de Cultura